Recomendaciones para las salidas de los niños al aire libre a partir del 26 de abril

Desescalada: los niños pueden salir a partir del 26 de abril

Las medidas del Gobierno sobre el confinamiento originado por el Covid 19 empiezan a suavizar las normas para una progresiva desescalada y por ello se ha tenido en consideración la necesidad de los niños de salir a espacios abiertos para realizar ejercicio, tomar un poco el sol, caminar y empezar a realizar hábitos de vida más saludables.

El cambio de criterios puede acarrear ciertos miedos (de padres y de niños), ciertos riesgos y ciertas situaciones que no sepamos exactamente cómo solventar. En este artículo vamos a tratar de dar respuesta a estas cuestiones para que la salida de los pequeños a la calle se realice con mayores garantías de éxito.

1.-¿Por qué se modifican las medidas y se permite la salida de los niños a la calle?

Porque es positivo para los niños a nivel físico y emocional poder realizar actividades en el exterior y poder progresivamente ir tomando contacto con el entorno. Las autoridades sanitarias han considerado que el nivel de riesgo es menor que cuando comenzó la cuarentena y que, bajo las normas que han decretado, se puede realizar salidas sin que afecte a la salud de la familia.

2.- Reflexionemos sobre el aspecto emocional que conlleva poder salir a la calle:

  • ¿Cómo me siento yo, como padre/madre ante la posibilidad de salir con mis hijos?
    • Si sientes la salida como un comienzo de vuelta a la normalidad, consideras que es un cambio positivo y te genera una sensación de liberación y desahogo, adelante!!!! Tan sólo te queda hablar y reflexionar con tu pequeño las posibilidades que tenemos y las normas a seguir para hacerlo con total seguridad. Para ello te dejo más abajo consejos y cuentos para que les sea más fácil adaptarse al cambio.
    • Si tu respuesta ante la posibilidad de una salida con los niños es de miedo, inseguridad, falta de claridad o ansiedad te aconsejamos que antes de salir a la calle reflexiones sobre tus emociones, trabajes con ellas y decidas consecuentemente si es conveniente salir o esperar a hacerlo cuando tengas mayor sensación de seguridad. Es importante que no transmitas tus miedos a los niños para evitarles sentir una ansiedad que no ayudará a que normalicen la situación. Si es este tu caso, no les comentes la fecha en la que puede salirse a la calle para no crearles confusión.
  • ¿Cómo se puede sentir mi hijo/a ante la posibilidad de salir a la calle?
    La gama de emociones que les puede generar a los niños la posibilidad de salir a la calle va desde la alegría o la euforia hasta la ansiedad y el miedo. Pensemos que llevamos más de un mes tratando de convencerles de la multitud de razones por las que no se debía salir a la calle y del peligro de contagio con lo que ellos, a su manera, han podido interiorizar que el exterior es un lugar peligroso. Debido a este precedente debemos trabajar tanto nuestros miedos como los suyos previamente a salir a la calle.

3.- ¿Qué hago si no quiere salir o si la experiencia en la calle ha sido negativa?

Lo primero y fundamental: cariño y comprensión (hacia ti mismo y hacia el niño). Como hemos comentado en el punto anterior todo este tiempo está suponiendo un periodo de adaptación para adultos y niños. Si somos capaces de gestionar las emociones tendremos mucho ganado. Estos consejos son válidos para toda la familia:

  • Empatía: comprender las emociones de los demás miembros de la familia es crucial en la gestión de este proceso y en la posibilidad de minimizar los conflictos (por ejemplo, es posible que uno de vosotros, padre o madre, esté convencido de salir con los niños y el otro no). También ser empático con las emociones que pueda sentir nuestro hijo
  • Validación: sea cual sea la emoción del otro (niño o adulto), ser capaces de escucharla sin juzgar y respetarla. Por ejemplo si tu hijo no quiere salir por miedo, respeta su emoción y dale tiempo sin presionarle para que lo haga.

4.- ¿Cómo explico las normas que hay que seguir si salimos a la calle?

La mejor manera de que los niños comprendan cualquier concepto es siempre a través del juego y las emociones que les transmiten.


Tanto si tu peque siente mucha excitación y tiene muchas ganas de salir a la calle, como si siente miedo o inseguridad, será bueno que le expliques los motivos de la nueva posibilidad de salir como las normas en la calle para que así, cuando salgáis puedas tener la situación bajo control y no se convierta en una situación desagradable
Lo primero es que comprendan que se puede salir y la mejor manera es a través de cuentos:


Lo segundo, una vez que comprendan que van a poder salir es concretar antes de las salidas lo que podemos y no podemos hacer en la calle:

  • Permite que puedan anticipar el momento en que será la salida: si es mayor puedes decirle una hora concreta o un punto en las manillas del reloj, si es pequeño, puedes asociarlo a una rutina del día, por ejemplo, después de desayunar, después de merendar, etc.
  • Explícale que la salida tendrá una duración determinada. Si es mayor, como en el caso anterior puedes especificarle la hora de salida y regreso. Si es pequeño, puedes asociar el regreso con un momento concreto relacionado con algo que vayáis a ver o a hacer (por ejemplo, cuando lleguemos a un determinado sitio, volvemos)
  • Para minimizar su posible frustración, explícale con los cuentos, que no va a poder entrar en parques ni jugar con otros niños o saludar físicamente a personas conocidas. Todo debe hacerlo desde la distancia. También puedes explicarle que puede salir por ejemplo con una pelota, pero no jugar con otros niños que no sean sus hermanos.
  • Háblale de que verán muchas personas adultas con mascarillas puestas. A algunos pequeños ver a personas con la cara cubierta les da miedo. Si es mayor o si le vas a sacar con mascarillas es importante que le expliques el uso correcto y que una vez puesta no debe tocarla.
  • Aprovecha para que les dé el sol, la vitamina D es muy importante para todos, explícale que es bueno que le dé la luz del sol para crecer sano.
  • Es posible que en la salida se den situaciones que no son las que deseamos, como que toque cosas que no debe, que se desborde de emoción etc: Respira, mantén la calma, no te angusties ni le transmitas tus miedos, es importante que se sienta seguro a tu lado y que eres capaz de controlar la situación.
  • Cuando acabe el paseo recuerda las medidas de seguridad que aconsejan las autoridades sanitarias y dile que se quite los zapatos en la entrada, que se lave las manos con jabón, agua caliente y durante el tiempo suficiente, que se cambie de ropa… todo esto lo podemos explicar también a través de cuentos.

5.- Hemos salido y todo ha ido bien: ¿Cuál es el siguiente paso?

Si la salida ha resultado una situación agradable y placentera, hablad de ello para que vaya interiorizando poco a poco que el exterior puede, en un tiempo, dejar de ser una amenaza. Toda la cuarentena y el confinamiento se han convertido en un periodo de adaptación en el que nuestra vida va cambiando a medida que pasa el tiempo y necesitamos ir modificando nuestras costumbres y percepciones poco a poco. Tanto adaptarse al confinamiento como adaptarse a la ¨normalidad¨ conllevará un tiempo en el que podemos pasar niños y adultos por distintos estados emocionales. Como padres, podemos acompañar a nuestros hijos en el proceso con cariño y comprensión.

Os dejamos este bonito cuento para que se lo contéis a los peques. Esperamos de todo corazón que disfrutéis estos momentos al aire libre.

Cuento oso salir aire libre 26 abril

Un fuerte abrazo,

Marta Fernández
Dirección